Siempre fui menos que mi reputación

Jorge Ramos, periodista mexicano, contó hace un tiempo la reunión que mantuvieron el Loco Bielsa y Vergara, presidente del club Chivas de Guadalajara. El mandatario le ofrecía al entrenador hacerse cargo de la dirección técnica del primer equipo, un tiempo antes de que el argentino asumiera en el Athletic de Bilbao.

El audio dura aproximadamente 10 minutos, pero no tiene desperdicio. Las inquietudes que el Loco le plantea son propias de su personalidad. Por ejemplo, cuando Bielsa le pregunta "¿Cómo Ud. está seguro de que yo no tengo negocios espurios con los jugadores que le podría solicitar en caso de que asumiese".

Vale la pena tomarse el tiempo y escuchar la anécdota completa.

Bravos muchachitos

Matías Almeyda, dirigido por el Loco en el Mundial de 2002, cuenta una anécdota del entrenador y Claudio Paul Caniggia que lo tuvo a él como testigo de la escena.


"Un día estábamos en la camilla haciendo trabajos de kinesiología con Caniggia para recuperarnos. En cierto momento entra caminando rápido Bielsa y antes de atravesar la puerta de salida detiene su marcha y vuelve sobre sus pasos. Y pregunta: ´Claudio, ¿le puedo decir algo? Para mí, el mejor jugador que tuvo el fútbol argentino después de Maradona fue usted' Y palmeándole la espalda le agrega, serio: ´Pero…¡qué lejos está de ser ese Caniggia!´ Y se fue."


Superlógico


Juan Sebastián Verón cuenta en su biografía, "Lado V", que una vez, cuando dirigía a la Selección Argentina, Bielsa reunió a los jugadores para realizar una votación sobre cuál era el sistema defensivo preferido: si línea de 3 o línea de 4. 

Finalizado el escrutinio, el Loco recolectó los votos y comenzó a volcar los resultados en una pizarra. "Línea de 4, línea de 4, línea de 4...", anotó. Cuando terminó de contar, se dio vuelta, miró al plantel y les dijo:

-"Bueno, esto demuestra cuál es el módulo preferido de ustedes. Les quiero anunciar, entonces, que vamos a jugar con línea de tres. Chau."

Y se fue. 



Siempre tengo a mi lado a mi dios


El Loco es creyente. Ha tenido muchos gestos que lo han ubicado cerca de la religión católica. Como cuando se encerró en un convento apenas consumada su renuncia a la Selección Argentina, o como cuando pegó en el banco de suplentes del Athletic de Bilbao carteles con el nombre "Clarisa", en agradecimiento a un Monasterio de hermanas que llevan ese nombre. 

En este fragmento, y que corresponde a una charla que brindó en Rosario en 2011, Bielsa explica cómo algunos valores y conceptos del catolicismo lo ayudaron para dirigir. 

"La religión, especialmente la católica, me sirvió para dirigir. Tiene cuatro ejes antagónicos: culpa y castigo, amor y perdón. Estos dos son menos visibles: el castigo y la culpa están mucho más en la superficie que el perdón y el amor. Para dirigir me di cuenta que perdonar al futbolista lo mejora. Y quererlo también. No tengo la más mínima duda al respecto. Si lo quiero y por quererlo lo perdono es mejor que si lo castigo y lo acuso. Querer y ser querido es una de las cosas que más felicidad produce a los seres humanos."

Ni da la patita, ni hace el muertito

En 1992, el periodista chileno Aldo Schiappacasse entrevistó para la revista Minuto 90 al Loco, cuando aún era entrenador de Newell´s. Ya hemos compartido en este espacio fragmentos de aquella jugosa charla, pero el encuentro no dejó sólo conceptos futbolísticos.

Schiappacasse, en un artículo de hace algunos años, recordó ciertas situaciones de aquella entrevista. Resumo lo que narró el periodista:

Hace poco me lo encontré a Bielsa y me refirió una anécdota muy en su estilo sobre esta nota: "Fernando Gamboa, que venía arriba del bus con los jugadores, nos vio en la calle conversando y usted, con varios kilos menos, sostenía la grabadora en sus manos. Cuando nos encontramos, Gamboa me insinuó que yo había cedido a la sobreexposición mediática y le encontré razón", me dijo.

(...)

En la entrevista, en medio de la charla, (Bielsa) me hizo una pregunta sobre Francisco Lombardi, un cineasta y dirigente peruano. Si no era capaz de contestarla, la charla se acababa. '¿Por qué no me creyó cuando le dije que lo conocía?', le pregunté. "Quería ver si era honesto", me respondió con una sonrisa.

No sirvió de mucho, porque tras una hora y media de conversación la cortó diciéndome que estaba podrido de hablar conmigo: "A mí dar una entrevista me cuesta tanto como adiestrar a mis jugadores. Agota. Se acabó". 




A veces se te escapa un poquito el diablo


El Loco no le tiene mucha simpatía a los vuelos en avión. En una oportunidad, antes de un despegue, Bielsa llamó a la azafata y le preguntó: "Señorita, ¿usted le tiene confianza al piloto?". Sorprendida, ella le contestó: "Sí, claro, si no no me hubiera subido al avión", y ante la temerosa mirada del entrenador, agregó: "Quédese tranquilo que vamos a tener un vuelo sin sobresaltos, señor."  

Pero en medio del viaje, el avión sufrió severas turbulencias. Y el Loco, indignado, llamó a la azafata y a los gritos le dijo: "¡¡Usted es una mentirosa!! ¡¡Me mintió, me dijo que no iba a haber turbulencias!!"


¡Buena suerte! ¡Y más que suerte!


El Loco se abrió una cuenta en Facebook, tal como hizo hace casi un año para referirse al conflicto por las obras en Lezama, para despedirse de la gente del Athletic.

Aquí la carta que redactó Bielsa.


"Bilbao 30 de Junio del 2013.

A la hinchada del Athletic:

Después de dos años, es el momento de despedirme y expresar mi agradecimiento por todo lo que he recibido durante este periodo en Bilbao. Me siento orgulloso de haber pertenecido al Athletic y honrado por obtener en su día la oportunidad de dirigir al primer equipo. El fútbol, que tantas veces tiene un lado mágico, me premió con la posibilidad de vivir dos campañas inolvidables, que en mi caso han significado una formidable experiencia humana y profesional.

Esta intensa etapa ha trascendido lo futbolístico. Aprendí que Bizkaia se expresa a través del Athletic. La afición se emociona con el fútbol de una manera singular. Creo que he comprendido los sentimientos, valores y principios que sostienen al Athletic.

He recibido mensajes en las últimas semanas. En estas circunstancias, quiero agradecer a todas las personas que me enviaron obsequios y cartas de despedida. No encuentro la forma de devolver ese afecto.

Finalmente quiero recordar con cariño a los niños de Bizkaia, porque con su ingenuidad transmiten de forma natural lo que significa el sentimiento por el Athletic y garantizan que el vínculo seguirá siendo masivo, duradero e indestructible.

Le deseo suerte al equipo y los mayores éxitos en el recorrido que viene.

Marcelo Bielsa"

Un tipo especial

Una brillante conferencia de prensa brindó el Loco Bielsa intentando explicar su postura respecto a una posible renovación de contrato con el Athletic. Pero, más allá de esto, expuso otros conceptos interesantísimos. Dejo lo más destacado y el propio video para que ustedes mismos se deleiten. 


“A mí me importa mucho mi imagen pública, me importa lo que los demás opinen de mi forma de comportarme. Si hay algo que he evitado toda mi vida es que se me califique de demagogo, de engañar a través del vocabulario, de victimizarme.”

“No tiene importancia si yo decido quedarme o irme del Athletic. Mi posición sobre este tema solamente se activará a partir de una proposición del club. El club es dueño de hacer o no esa proposición.”


“La dimensión de la institución en comparación de la dimensión mía como entrenador, es desproporcionada: el club es mucho más importante como institución de lo que yo soy como entrenador. Eso puede ser interpretado como falsa molestia, pero yo lo dije siempre. Lo que pasa es que como ahora hay intereses ajenos, se manipulan las palabras que uno dijo siempre.”

“Yo acá gano cifras que son obscenas. Pero lo que vincula a un profesional con este club no son ni las cifras ni las perspectivas. Para ganar dinero, aunque suene soberbio, yo puedo ganar mucho más dinero en otros lugares. Y para los éxitos deportivos, y aunque vuelva a sonar soberbio, puedo optar por sitios que dan más garantías de obtener éxitos deportivos. Pero no son esas las cosas que a mí me vinculan con el fútbol: ni el dinero ni el éxito deportivo. A mí me interesan mucho más las emociones que produce pelear un título muy difícil de conseguir en un club como éste, que ganar títulos en clubes mucho más poderosos.”

“Yo sé positivamente que cualquiera que se vaya del Athletic pierde. Yo incluido.”


“Voy a recordar con muchísimo más cariño esta etapa de convivencia con la adversidad que la etapa que nos llevó a las dos finales.”





Una yapa: no se pierdan en el minuto 23 cuando Bielsa intenta buscar un sinónimo de emplazar. No se le viene a la mente ninguno. Les pregunta a los periodistas. Nadie responde. “¿Nadie sabe un sinónimo de emplazar?”, se fastidia el Loco

En este día, y cada día

Misceláneas del Loco Bielsa.


Sobre el miedo, el error y el juego


-"El miedo es muy útil para la competencia, el cuerpo funciona mejor con miedo. Pero si el miedo va más allá de lo razonable, el sistema hace que cualquier cosa sea inabarcable. Una cosa que articula mucho con el miedo es el error. No se puede jugar si no hay derecho a equivocarse. El error es el eje del mejoramiento y propone la autocrítica."


El rol del público en el juego

-"Los jugadores tienen la obligación de indicarle a los hinchas cómo se intenta, cómo se ejecuta, cómo se juega. Pero nosotros, como hinchas, también tenemos responsabilidad de que el jugador juegue mal."

-"El fútbol cada vez se parece más a nuestra pretensión de ganar a través de los colores y cada vez se aleja más de lo que nos acercó a él."




Venía rápido...


Hace apenas unos días, Michael Owen anunció su retiro del fútbol profesional. En 1998, después del Mundial de Francia donde el jugador inglés brilló (con un golazo a la Argentina incluido), el Loco Bielsa lo destacó señalándolo como uno de sus favoritos.
Esto decía:

"Owen sintetiza el jugador que va a aparecer: con cambio de ritmo, sorpresivo, no lleno de fantasías como Diego Maradona o el propio Ariel Ortega. Costará volver a ver jugadores así." 


¡Es hora de levantarse, querido!


Cuenta Fernando Pandolfi, exfutbolista dirigido por Bielsa en su etapa en Vélez Sarsfield, que un día llevaban casi 2 horas realizando un mismo ejercicio táctico. Con calor y extenuado, Pandolfi le dice al Loco, delante de todo el plantel: “Marcelo, estamos cansados, ¿podemos parar un poco para descansar?”

Entonces Bielsa detiene la actividad. 

-“Venga, Fernando, venga”- le dice y lo llama aparte- “Usted me entiende, ¿no? Cuando yo explico un ejercicio, usted comprende lo que tiene que hacer, lo entiende en seguida, ¿no es así?”, le pregunta el DT. 

-“Sí, Marcelo, sí”, contesta Pandolfi, entre tímido y agotado. 

-Y Bielsa le responde, a los gritos: “¿¡¿¡¿¡ENTONCES POR QUÉ NO ME AYUDA UN POQUITO, CARAJO!?!?!?”



Aquí el video donde Pandolfi cuenta la anécdota. Además, narra aquel diálogo entre el Loco y José Luis Chilavert en un viaje en avión, del que hicimos referencia en este Blog en el post "Verte feliz no es nada". Imperdible.


El mercado de todo amor




"Si te dedicás a jugar, el fútbol te va a dar dinero; si te dedicás a ganar dinero, no te va a dejar jugar"

Es sincero y te gusta oírlo


En el 2000, Diego Simeone fue campeón de la Liga Italiana con la Lazio. Era un equipo sólido, estructurado y muy aguerrido. Pero no mucho más: no regalaba demasiados pasajes de buen juego como para que se lo recordara en el tiempo.

En uno de los entrenamientos de la Selección Argentina posteriores a aquel título, el Loco Bielsa lo llamó aparte al Cholo y le dijo, con una sinceridad abrumadora:

"¿Usted se da cuenta, Diego? Ya está, ya pasó todo. Aparte de los hinchas nadie se va a acordar de ese campeonato: ustedes no jugaban a nada."


Eso no me arregla a mí



Una vez, allá por 1996, Marcelo Bielsa coincidió en un vuelo con Jorge Valdano. Mantuvieron una larga charla en la que hablaron, por supuesto, de fútbol.

En determinado momento, el Loco se puso serio y miró fijo a los ojos a su interlocutor. Y le preguntó: 

-"Jorge, después de perder un partido, ¿nunca has pensado en matarte?"

Valdano se sorprendió con la pregunta y luego sonrió esforzándose por creer que se trataba de una broma. Pero finalmente se dio cuenta que Bielsa lo había preguntado en serio y que realmente entendía a la derrota como una herida incurable. 

Soplando brasas en tu corazón


Hoy salió a la luz el audio completo de la charla que el Loco Bielsa les dio a sus jugadores al día siguiente de haber perdido la final de la Copa del Rey ante el Barcelona y pocos días después de haber perdido la final de la Europa League ante el Atlético de Madrid.

El contenido de la misma es bellísimo. De una transparencia y honestidad que emocionan. Bielsa se reivindica a sí mismo en sus propias palabras. Un hombre que dice en el vestuario conceptos idénticos a los que sostiene delante de los micrófonos. Un hombre dolido, pero íntegro; fastidiado, pero profundamente respetuoso; decepcionado, pero orgulloso. 

Les transcribo, textual, los 9 minutos que dura la charla. Y abajo les dejo el audio para que ustedes mismos lo disfruten. De lo mejor que vayamos a encontrar alrededor de la pelota, se los prometo.


"En los próximos días el club y yo decidiremos si yo voy a seguir trabajando la próxima temporada acá en el Athletic. Las vacaciones tienen que comenzar y no sé si los volveré a ver. En el caso de que continúe, me conectaría con ustedes para programar todo lo que tenga que ver con fechas y demás. O tal vez no los vuelva a ver, porque comienzan las vacaciones y si con el club decidiéramos que yo no sea el próximo entrenador, entonces no los vería. Quería saludarlos. A lo mejor es solamente un saludo de despedida para la próxima pretemporada o a lo mejor ya no los volvería a ver.


Comentarles brevemente que fue una temporada que terminó muy mal, realmente terminó muy mal. Yo creo que no podemos ignorar cómo terminó. Sería un engaño valorar el desarrollo porque el cierre fue muy malo, muchachos, sinceramente fue muy malo. Me hago absolutamente responsable de cómo cerramos y les digo claramente por qué: nosotros jugamos un gran partido contra Portugal y de ahí en adelante todo fue negativo. El partido de ayer (contra el Barcelona) lo confirma desde mi óptica. Porque los jugadores emblema de mi forma de pensar, de mi forma de sentir el fútbol, el caso de De Marcos, Amorebieta, Susaeta, Muniain, que es un tipo con el que yo sintonizo emotivamente en la misma onda, no estuvieron a la altura del partido. En un grupo de 20 jugadores, hay jugadores que se parecen a lo que vos querés, y hay jugadores que se diferencian de lo que vos querés. Pero todos son útiles y entre todos hicimos esfuerzos enormes por conseguir las cosas muy importantes que conseguimos. 



Pero, muchachos, no estuvimos a la altura de la ilusión que generamos. Es una cicatriz, una herida. Yo ayer escuchaba en el colectivo, conversaciones, risas. Me parece inadmisible, in-ad-mi-si-ble, muchachos, movilizar un pueblo, decepcionar a un pueblo, no estar a la altura de la ilusiones que generaron. Porque yo estoy verdaderamente avergonzado de haber decepcionado a la afición del Athletic de Bilbao. Porque no pierdan de vista, muchachos, que la decepcionamos. Es verdaderamente un fracaso y es una temporada negativa. Porque vos si juegas dos finales las podés perder, no 3-0, sino 5-0. Las podés perder, no hay ningún problema. ¡Pero perder las dos finales como las perdimos, muchachos! Sinceramente, no sé cómo lo ven ustedes. Si lo del Atlético de Madrid, fue malo, lo de ayer fue muchísimo peor. Y yo les digo que soy responsable. Nosotros jugamos el partido contra el Barcelona sabiendo a qué Barcelona íbamos a enfrentar, sabiendo qué tipo de juego teníamos que neutralizar, no nos sorprendió absolutamente nada. Todo lo que creímos que iba a pasar y nos preparamos para neutralizar, es lo que pasó. Entonces, ¿cómo no me voy a sentir responsable? ¿Y cómo no me voy a sentir responsable si los tipos que representan más genuinamente mi idea son los que menos implicancia tienen en la orientación y en el tránsito del equipo? No sé si me entienden lo que les quiero decir.



Vos podés sacarte la responsabilidad diciendo: “No, porque éste”, “No, porque aquel”, “No, porque el otro”, “No, porque no hicieron caso”, “No, porque no nos preparamos”. No, muchachos, nada de eso. Entrenaron diez días como animales, obedecieron y se sometieron y se aplicaron a todo lo que yo les pedí, a todo lo que yo les propuse, a todo lo que yo aspiraba que hiciéramos para que las diferencias no fueran las que fueron. Entonces, tengan bien claro muchachos, ¡pero téngalo bien claro!, y no lo tomen como un dibujo, que el responsable soy yo y así lo siento. Lo siento de ese modo, pero ustedes no ignoren que no se puede decepcionar a un pueblo, ¡a parte un pueblo tan ingenuo, muchachos, tan ingenuo!, que va perdiendo tres a cero con una herida abierta y ustedes hacen una jugada mínimamente positiva y se la aplauden al minuto ochenta. Es un pueblo tan extraordinario, muchachos, tan extraordinario, tan extraordinario y ustedes son un desprendimiento de ese pueblo. ¡Ustedes son ese pueblo! Ustedes son la misma clase de gente de la que estamos hablando: gente extraordinaria.  Pero lamentablemente, muchachos, no estuvimos a la altura. Yo estoy avergonzado, ¡a-ver-gon-za-do! Porque haber jugado el partido que jugamos contra el Sporting de Lisboa, y de ahí en adelante, cuando ya todos los objetivos estaban logrados, donde había que demostrar grandeza, fuerza, personalidad, confianza en uno mismo...reforzar todo lo que habíamos hecho, hicimos todo lo contrario. 



Les insisto: cuando yo les digo que me siento responsable, yo no me sentiría responsable si hubiera manejado un grupo que no obedeció, que no sintió, que no se dejó convencer, que retaceó, que abrió grietas internas, pero esto fue todo lo contrario. Los que no jugaron, muchachos, a los Zuabiaurre, a los Koikili, a los Aitor Ocio, tipos que podrían haber hinchado los huevos, pero no. Todo el mundo encolumnado atrás del proyecto de lo que yo estaba proponiendo. Yo no tengo que nada que reclamarle a nadie, pero por el bien de ustedes, por el futuro de ustedes, tengo la obligación de decirles eso: decepcionaron a un pueblo que no lo merecía. ¡Y no hacía faltar salir campeón para no decepcionar, eh! Téngalo claro. Hacía falta como les dije ayer: en vez de tener miedo a perder, jugar para ganar. No jugamos para ganar, no jugamos para ganar ayer y no jugamos para ganar con el Atlético. Porque para jugar, para ganar, muchachos, hay que hacer lo que uno planeó que había que hacer, creyendo que eso te iba a permitir el triunfo. Y nosotros no hicimos eso. Ya todo es pasado, ya no hay partidos para ver, ni cosas para analizar, ni cabezas que ordenar, ni mensajes que dar. Ya la oportunidad la dejamos pasar. Y aparte, también, tengan conciencia que son muy jóvenes, son muy jóvenes, son millonarios prematuros, no tienen problemas, no les importa mayormente lo que va a pasar, porque todo el mundo tiente resuelto lo que va a pasar, se permiten reírse después de ver que hay hay tipos que vienen caminando de Madrid. Y nosotros estamos arriba de un colectivo riéndonos después de haber perdido una final. 



Se permiten todas esas cosas pero ni el fútbol ni la vida es así, muchachos, porque ustedes estas dos oportunidades va a pasar muchísimo tiempo, ¡pero muchísimo tiempo!, para que tengan revancha. Y se van a acordar de esto que yo les estoy diciendo; y les insisto, no se trata, ¡no se trata! de haber ganado, sino de cómo perdimos.



Entonces para mí todo el tránsito, que fue extraordinario, porque jugaron partidos extraordinarios, verdaderamente extraordinarios, lo opaca esto. Y más lo opaca el no saber por qué. Porque la realidad muchachos es que no sabemos por qué. A mí no me alcanza con decir las conclusiones del primer partido (contra el Atlético de Madrid) fueron que estábamos demasiado nerviosos, y todas las que ustedes atribuyeron. Y si me preguntan por qué, peor todavía, no sabría por qué. 



Bueno, nada más muchachos. Los saludo por si no nos volvemos a ver. Y si nos volvemos a ver lucharemos por seguir produciendo algo importante".



Nunca nada especial


Ayer, en el entrenamiento del Athletic, Marcelo Bielsa discutió con Fernando Llorente y el delantero abandonó la práctica.
La multiplicidad de medios de comunicación que abundan en estos tiempos convierte una simple, común y corriente discusión entre un futbolista y su entrenador en tema de la semana. Quizás no haya sido más que eso: un intercambio de opiniones con el disgusto consiguiente de una de las partes. 


Pero Bielsa tuvo otras discusiones y altercados con algunos de sus dirigidos. Fue publicada en este Blog la pelea que tuvo con José Luis Chilavert hace ya varios años. 

Y otra que tomó mucha repercusión en los medios fue la que protagonizó con José Luis Calderón, en 1999. Aquí los hechos.

Finalizada la Copa América de Paraguay de aquel año, y prontos a subirse al avión para retornar a la Argentina, al Loco lo llaman a su celular para comentarle que Calderón había declarado en una entrevista que "había venido de sobra, a tapar un agujero, a llenar un hueco". Resulta que el delantero fue el último jugador en ser convocado y el DT no le dió ni un minuto de juego en la competición. "Para eso, hubiera llamado a un chico y no a mí", dijo José Luis. Enterado de estas declaraciones, Bielsa lo encaró delante de varios jugadores, en la sala de pre-embarque del aeropuerto.

Enfurecido, le preguntó: -"¿Cómo pudiste decir públicamente que acá estuviste de más? No te mereces haber venido".

-"Estuve de adorno, reconocelo. ¿Para qué carajo me trajiste?", contestó el delantero. 

-"Sos una basura por decir eso", le espetó el Loco.

-"Y vos sos un hijo de puta."

Los jugadores de la Selección que presenciaban el episodio buscaron calmar las aguas, separando a los protagonistas. Ellos entendían que el reclamo de su compañero ante la prensa no correspondía, pues pretendían que los conflictos se resolvieran puertas adentro.


Ya en Ezeiza, Bielsa brindó una conferencia de prensa y cuando le preguntaron por este altercado dijo: "Puedo equivocarme pero eso no autoriza el reclamo entre profesionales. Una convocatoria no presume participación. Si me pide eso, no se puede. Hay 22 jugadores. Las reglas del juego no son novedosas: esto es antiquísimo en el profesionalismo." Y cerró el tema.

Días más tarde, Calderón confesó que ya se le había pasado la bronca y hasta dijo que aceptaría tomar un café con Bielsa.

Yo no lo cambio por nada


Este es un fragmento de una entrevista que el Loco le brindó a la revista Minuto 90 en el año 1992, cuando aún dirigía a Newell´s Old Boys.
En esta charla con el periodista Aldo Schiappacasse, Bielsa devela un poco de su obsesión por el trabajo y de su exigencia cotidiana. Realmente vale la pena.


-"El jugador que no me entiende se queda afuera. Es muy sencillo. Esto es alta competencia, que es sólo para los elegidos y no puede estar cualquiera. Mirá: en los entrenamientos le metemos doscientos veinte centros a un tipo, con la concepción de que la pelota y el jugador lleven la máxima velocidad y se encuentren en un punto determinado. Así se meten goles de pelota detenida, no importa si cabeceen bien o no. De doscientos veinte que tiramos, le llegarán cinco nada más, pero la obligación que le impongo es que vaya a todas, pensando que es una de esas cinco que le van a llegar. Eso es concentración: hacer todo como si fuera tu única oportunidad. Porque una oportunidad es un gol y un gol es la vida para nosotros. Ahora, si un tipo no va a uno de los doscientos veinte que le tiro, lo mato. Lo tengo que hacer sentir como que ha violado a una mujer. Porque en esa pelota que dejó ir nos quitó la plata, el triunfo, la gloria, la vida. ¿Vos creés que estoy loco? Si es apenas una pelota en un entrenamiento. Pero el tipo que falló va a pensar que realmente estoy loco, y si no corre la próxima pelota pensará que le voy a pegar. Eso es generar clima, mentalizar."

Taparse la boca para no gritar


Bielsa rompió el silencio luego de casi un mes sin dirigirse a la prensa. Fue después de la conferencia en la que acusara a la empresa constructora, encargada de llevar adelante las obras en Lezama, de "robo y estafa"; y de que el propio club se manifestara en contra de la opinión del Loco. 

Habló ayer, un día antes del debut oficial del Athletic por la fase previa de la Europa League. Y decía esto:

-"Seguiré comprometiéndome con mi tarea tal y como me comprometí a hacer."

-Sobre su situación actual con la Junta Directiva: "Prefiero no manifestarme sobre ese tema. Mi aspiración es respetar y ser respetado. Lo que corresponde es que yo me exprese a través de lo que produce futbolísticamente el equipo."


-Y sobre su relación con Fernando Llorente, a raíz de algunos rumores que circularon en la prensa sobre un distanciamiento entre el delantero y el entrenador: "Es inexacto que yo haya tenido desencuentros con el jugador."


A propósito de la situación de Bielsa en el Athletic, me gustaría compartir con ustedes una nota que escribí al respecto: http://www.facebook.com/notes/frases-bielsistas-las-razones-del-loco/el-silencio-de-bielsa/483504998344639






Un listo de centavos



Hace unos años, cuando Bielsa dirigía a la Selección Nacional de Chile, un periodista intentó engañar al Loco haciéndole creer, a través de un regalo "desinteresado", que estaba probando medialunas argentinas cuando en realidad eran chilenas.

Y en la conferencia siguiente al episodio, el reportero, creyendo que el entrenador las había probado, intentó hacerle pisar el palito. Pero Bielsa estaba un paso adelante...


-Periodista: “Marcelo, ahora que probó las dos ¿qué medialunas le gustan más: las argentinas o las chilenas?”

-Bielsa: “No comí las medialunas chilenas. Usted tuvo la gentileza de hacérmelas llegar y por el mismo medio yo se las devolví y se las agradecí. Ahora me doy cuenta que usted me las regaló con una intención."

-Periodista: “No, se las regaló un colega mío.”

-Bielsa: “No, no. Usted me las regaló.”

-Periodista: “Sí, se las pasé porque no podía venir el panadero.”

-Bielsa: “No, no fue ése el relato. Usted me dijo: ´Sin ninguna intención le hago un regalo de facturas chilenas´. Yo insistí para no recibirlas. Me pareció que devolvérselas era una descortesía y, entonces, utilicé a un amigo suyo para hacérselas llegar. Pero como desconfiaba de su actitud, y me doy cuenta que no me equivoqué, no las comí.”

Y ahora tiro yo, porque me toca



Bielsa dio hace algunas horas una de las conferencias de prensa más particulares de su carrera. Habló, principalmente, de su enojo por el estado de las obras en Lezama, centro de entrenamiento del Athletic, y de un altercado que tuvo con el Jefe de Obras de la institución, a raíz del cual el Loco se "auto-denunció" por haberlo maltratado. Pero la conferencia dejo otros conceptos interesantísimos, que me gustaría compartirlos con ustedes. Está transcrita casi en su totalidad. 




El proyecto del Loco y el atraso en las obras

-"Cuando diseñé el proyecto que me interesaba desarrollar en el Athletic, consideré que acababámos de terminar una temporada de casi 70 partidos. Quise desarrollar un programa que oxigenara esa relación que se estableció durante un año con este tipo de jugadores, ponderando mis exigencias."

-"Una de las cosas que quise acentuar es la calidad del servicio que recibe el jugador para el desarrollo de sus actividades profesionales. Siempre llevo conmigo una foto de unos chicos africanos que están jugando en una mesa hecha de barro, donde la bola está hecha y donde los palos son varillas afinadas. Eso lo tengo porque cada vez que me toca dar una charla los que escuchan inmediatamente me dicen: ´Los planes que usted propone no los puedo desarrollar por ausencia de recursos´. Inmediatamente saco la foto. Considero que todo se puede hacer proporcionadamente."

-"No podés tener un plantel de 300 millones de euros y no tener un campo acorde a esos jugadores."

-"Me hice las preguntas: ´¿Todavía no maduramos? ¿Llegamos a un nivel que está por encima de mis posibilidades?´ Yo elegí que todavía no maduramos, así que diseñé un proyecto para eso. Mi primer diagnóstico fue mejorar las condiciones de trabajo. Dije: ´Vamos a parecernos a los grandes´. Armé un proyecto para, entre otras cosas, mejorar eso. Son los pequeños matices con los que uno va constituyendo".



-"Empezar la pre-temporada en Lezama en estas condiciones me desprestigia mucho como entrenador, porque yo soy el responsable de que las condiciones de trabajo sean las que son. Yo tomé todas las previsiones para que lo que está sucediendo no sucediera, pero eso no me exime de responsabilidad. Yo planifiqué confiando y la proporción de la planificación fue la que correspondía con la confianza en las herramientas que el club me daba."

-"Cuando yo llegué aquí, que vine el domingo, vine a ver las obras y solo revisé un segmento, el 15%. Tengo las fotos de todos los errores con que se hizo este trabajo. Este trabajo no es que no se terminó, se hizo mal sabiendo que se estaba haciendo mal. Se hizo la mitad de lo que se comprometieron a hacer. Cuando yo llegué el lunes me produjo indignación porque este es un trabajo profesional hecho por empresas de renombre que reciben recompensas proporcionadas al prestigio que tienen."

-"No soy perfeccionista, soy muy imperfecto, bastante bruto. Trato de que las cosas se hagan de acuerdo a como se acordaron. Yo no entiendo nada de esto, pero me interesa y me preocupo. Elaboro ideas, las propongo. Si el otro dice: ´Lo que vos decís es mejor que lo yo digo´, perfecto".


El altercado con el Jefe de Obra

-"Entonces pedí hablar con el jefe de obra. Quiero decirlo con precisión. Le dije: ´Mire, este trabajo está mal hecho y usted lo sabe´, ´Falta terminarlo´, me dijo. ´No, no falta terminarlo, se hizo mal, y usted tiene una responsabilidad´".

-"Me produjo indignación que no se reconociera y comencé a decirle cosas ofensivas. Luego lo tomé del cuerpo y lo saqué a la fuerza del lugar. Yo a este señor no lo respeto porque él hizo mal su trabajo y él sabe que su trabajo estaba mal hecho. Cuando salió del lugar donde lo expulsé dijo que lo había golpeado. No hizo ninguna denuncia policial, creo que presionado por su empresa o por el Athletic; quería evitar lo que yo estoy denunciando. Tiene derecho a reclamar el trato que yo le dí. Siempre se juzga cuando uno se comporta como un salvaje pero nunca se juzga cuando uno provoca esa respuesta desproporcionada."

-"Actué a la fuerza. Cuando uno saca a otro de su lugar de trabajo actúa a la fuerza, así actué yo."


La auto-denuncia

-"Él tiene a disposición una denuncia donde yo me hago responsable, me auto-denuncio. Lo dejé en el estudio de arquitectura, no lo pude hacer formalmente porque el club no me quiso dar los nombres de los dueños de la empresa. Gracias a Dios luego pude encontrar al responsable de todo esto y le pude decir lo mismo que al empleado".

-"Como no quiero que sufra, me auto-inculpé y aquí está la denuncia. Lo único que tiene que hacer es llevar adelante el reconocimiento de sus derechos. Opino lo peor de esa persona, porque engañó al club."

-"Como no le permitieron el ejercicio de sus derechos, yo ya lo hago por él. Me hago responsable frente a la constructora, el club y el estudio de arquitectura. Reitero en que me parece una estafa, un robo. No era que no estuviera terminado, era que estaba mal hecho."

-"Consideré que el club estaba siendo engañado. No cumplir con lo cometido pero actuar como si se hubiera hecho tiene el mismo valor que una estafa o un robo. Asumí que me tenía que hacer cargo del reclamo y reclamé."

Cuando un periodista le preguntó si se quedaba sólo en el reclamo, el Loco le contestó, con una sonrisa: "No, de ninguna manera, usted lo quiere convertir en telenovela."



Misceláneas

-"Tengo muy mal concepto del periodismo y de los periodistas en general. Pero tengo peor concepto de los entrenadores, para que te quedes tranquilo, empezando por mí mismo".

-"Que un jugador de fútbol al que le voy a pedir todo pueda decir que yo actúo de forma improvisada, eso no lo puedo permitir".

-"No voy a ofender más a nadie, y hay verdades que aprendí a evitarlas porque dichas de manera contundente ofenden".

-"Yo me equivoco porque no sé, pero no porque no hice".

-"He dicho mentiras miles de veces, pero en esta conversación no he dicho nada que no sea cierto".

Testigo de caricias


Cuando falta una semana para que el Athletic de Marcelo Bielsa vuelva a juntarse para preparar una nueva temporada, les dejo dos anécdotas del Loco que tienen la similitud de tener como protagonistas a aficionados del equipo bilbaíno. Y agrego un video que da cuenta de ello.



En una de sus habituales caminatas matinales, Bielsa fue abordado por un chico con un álbum de figuritas en la mano. El pequeño le solicitó al Loco que le firmara un autógrafo. Él le dijo que no, pero que le prestara el álbum y que al día siguiente fuera a la puerta del centro de entrenamiento del Athletic. El niño, asombrado ante la reacción del DT, cumplió con el pedido y esperó en dónde se le había indicado. Y no fue menor su sorpresa cuando vio salir a Bielsa con el álbum autografiado por todos los jugadores y con un par de entradas para ver al Athletic en su interior.




En otra oportunidad, también en las puertas del predio de Lezama, se produjo el siguiente diálogo cuando un aficionado se acercó a Bielsa: 

-Gracias por venir a Bilbao, Marcelo. Necesitábamos de alguien de su estatura futbolística, humana y ética. 

-Muchas gracias

-¡Se lo digo en serio, eh!

-Gracias. Aunque no me lo creo, no vaya a creer que soy zonzo. 


Un gran remedio para un gran mal



Este es un fragmento de una conferencia de prensa de hace algunos meses. El Loco entabla una discusión, en buenos términos, con un periodista que le recrimina los puntos que el Athletic ha dejado en los minutos finales de una serie de partidos. 


-Periodista: "¿No cabe reaccionar de otra forma en los últimos minutos y conservar el balón de una forma más eficaz?"

-Bielsa: "¿Pero cuando usted dice `eficaz’ a qué se refiere? ¿Que no ataquemos?"

-Periodista: "Lo dice usted…"

-Bielsa: "No, yo no lo digo, lo pregunto. Si usted dice `mire, le falta eficacia a un equipo’… Lo que nosotros hicimos es seguir atacando ¿sí? ¿fue así o no?" 

-Periodista: "..."

-Bielsa: "Entonces, usted que ha visto que seguimos atacando considera que no es eficaz seguir atacando cuando uno tiene una ventaja. No seguir atacando significa darle la pelota al rival o sostenerla en el propio campo o haciéndola circular sin posibilidades de crecer en el campo rival. De lo que estoy seguro es que no hay mejor forma de defenderse que obligando al rival a que se adapte a un equipo que, a pesar de que gana, sigue atacando. Si usted analiza, creamos 15 situaciones de gol y el rival creó 5, ¿no le parece que eso es suficientemente contundente como para no buscar explicaciones diferentes? Es la forma de jugar del equipo y los partidos se analizan en su totalidad. Un equipo que realiza 15 situaciones de gol y recibe 5, está clarísimo por qué no ganó."

Brindo a tu suerte


Finalmente, Marcelo Bielsa renovó por un año más su contrato con el Athletic. Y para celebrar su continuidad les traigo algunas frases del Loco de hace poco más de un año, cuando ofreció una charla de fútbol (y de la vida) en su ciudad natal, Rosario. 

-"La conducción de un grupo tiene que ver con tratar de neutralizar la ansiedad del que quiere ganar como sea, transmitirle a la gente que un estilo los defiende."

-"Hace falta tolerancia al error. No es lo mismo conducir admitiendo el error que conducir descartando el error."


-"Como entrenador, uno tiene que entender que la idea no es acertar, sino no equivocarse, comprender que los jugadores van a acertar solos."




-"El anímico es el partido que habitualmente define un resultado."


-"Hay muchas victorias que no merecen ser festejadas."

-"La prensa tiene una idea de cómo ser bueno, cómo brillar, cómo ser el mejor, y es una idea distinta a la del entrenador."

Las estrellas ahí nomás


Mañana es la final de la Copa del Rey. Mañana es el último partido de la temporada para el Athletic del Loco. Mañana, definitivamente, no será un partido más. 

Aquí, algunas reflexiones de Bielsa en la conferencia de prensa previa al duelo con el Barcelona.

-“El costado anímico no fue el más saliente de la preparación que hicimos para el partido de mañana. Le pusimos acento a todo lo que tiene que ver con la dinámica y la intensidad del juego.”

-“Para mí, el mejor equipo del mundo sigue siendo el Barcelona.”

-“Si el Barcelona jugará con defensa de tres o de cuatro, no nos afecta porque ´afectar´ presupondría que alguno de los dos procedimientos es peor o mejor para nosotros. Del modo que juegue debemos considerarlo pero no hay uno en particular que consideremos que es mejor o peor para nuestras opciones.”

-“Messi es un jugador que tiene soluciones para la mayoría de los problemas que se le presenten. Trataremos que no las encuentre.”

-“El favoritismo para mañana no somos nosotros quienes lo elaboramos, así que las valoraciones en ese sentido lo ideal es que se busquen en quién las origina, en quién concluye sobre cuál de los dos equipos es favorito. Si el favoritismo hace referencia a los antecedentes, entonces la pregunta huelga.”


-“Es indispensable que cada uno de nuestros futbolistas esté cerca de su máximo potencial y que la organización colectiva también sea precisa; y que estos dos elementos empeoren la versión tradicional de ellos para que las diferencias se establezcan a favor nuestro.”


-“Nunca uso la palabra soldado para referirme a un jugador de fútbol. Tampoco interpreto al jugador de fútbol como una máquina. Las dos comparaciones me parecen desafortunadas.”


-“Perder una final siempre genera decepción. Poder jugar otra final cercana a la que se perdió es una excelente oportunidad que nos llena de optimismo e ilusión.”

-“Es difícil establecer comparaciones respecto a los pocos éxitos que he tenido antes y a este supuesto que aún no lo he conseguido.”

-“Que en Argentina el partido de mañana tenga, para algunos, más repercusión que los propios clásicos locales me genera una mala sensación. Argentina tiene episodios futbolísticos que no deberían permitir que la atención de un partido extraño concite expectativas o sea especialmente observado. Cuando en un país como Argentina, tan rico en lo futbolístico y en la historia de sus clubes, se pone más atención en partidos dónde no intervienen sus equipos no me parece bien. Lo tomo como un signo de deterioro del fútbol que más quiero, que es el de mi país.”

-“El sueño del que pertenece al fútbol es poder, alguna vez, participar de partidos de este tipo.”


-“El rasgo de este partido es que estimula la sensibilidad popular.”


-“El Athletic es lo que es y se hace especialmente visible en acontecimientos como éste, que ponen en descubierto todo el sentimiento que un pueblo tiene, con unanimidad, alrededor de un emblema que es la camiseta de este club. Que lo describa yo es como endulzar el oído de quienes finalmente me juzgan. Se puede prescindir claramente de mi punto de vista porque es de mucha contundencia lo que genera el sentimiento por el Athletic.”







Cuando no sirve llorar


La final de la Europa League fue finalmente para el Atlético de Madrid. El equipo de Simeone le ganó 3 a 0 al Athletic gracias, en gran medida, al peso de sus individualidades. Una lástima.

Esta es, entera, la conferencia del Loco después del partido.


-“Todo el mundo reflexiona y busca sus respuestas. Me siento fundamentalmente responsable de que hubiera la distancia que hubo entre lo que somos capaces de producir y lo que finalmente generamos.”

-“No se trata de consolarnos porque me parece natural que una producción que nos alejó de manera tan clara del objetivo que buscábamos merezca desconsuelo. Son sensaciones que hay que vivirlas y que, desde mi óptica, no conviene evitarlas ni suavizarlas.”

-“Lo que ha pasado en el campo, desde mi punto de vista, es que ellos llegaron ocho veces e hicieron tres goles y nosotros llegamos nueve y no hicimos ninguno. El trámite tuvo algunos momentos favorables para nosotros y otros desfavorables. El resultado es justo y la diferencia es exagerada.”


-“Lo que lamento es que las diferencias que se vieron en el campo no son las que existen. El escenario que el partido contuvo se parecía más al que aspiraba el Atlético de Madrid, de acuerdo al juego que desplegó, que al que nosotros queríamos de acuerdo al juego que intentábamos desplegar.”

-“El entrenador es, siempre, el verdaderamente responsable de que el entramado del partido se parezca más a las intenciones que más le convienen que a las que le convienen al rival."

-“No defendimos bien, no fuimos claros para atacar y jugamos menos de lo que estamos en condiciones de producir. Eso tiene que ver directamente con mi responsabilidad. Si no, es muy fácil conducir. Cuando las cosas salen bien uno acepta que le trasladen proporciones de lo que sale bien, generalmente exageradas, y cuando no salen se debe utilizar el mismo rasero: aceptar que la responsabilidad tiene que ver conmigo, que soy quien toma las decisiones, quien prepara los futbolistas, quien decide quién juega y quién no.”

Cuando el fuego crezca quiero estar allí


A menos de un día para la final de Bucarest, dejo un resumen con algunas de las reflexiones de Bielsa de cara a uno de los partidos más importantes en la historia del Athletic.


-"Las emociones y las sensaciones se multiplican en este tipo de circunstancias, pero lo importante es cómo se manifiestan en el juego."

-"El contragolpe es una posibilidad, y quizás sería un recurso, pero nosotros sabemos que nuestra forma de jugar tiene un riesgo y tratamos de que no se produzcan desajustes. A cambio de ese riesgo intentamos disponer de mayor tiempo de posesión y más cantidad de ataques."

-"Vamos a intentar jugar desinhibidos, naturalmente, como lo haríamos en cualquier otra ocasión porque eso nos acerca a la victoria."

-"Un partido así no tiene ningún tipo de alternativas que expliquen la realidad de un equipo. Nos sentimos bien y debemos estar bien, lo que vaya a suceder es irreversible y hay que saber estar a la altura.”

-"Llegar a dos finales es siempre valioso, ganarlas es mucho más valioso y perderlas es muy triste. Estoy satisfecho por haber llegado, ilusionado con ganarlas y Dios nos proteja de perderlas. Así sería el orden."

-"Es muy difícil de personalizar esto. Si hay algo que tiene el Athletic es el predominio de la expresión colectiva por sobre cualquier incidencia singular o particular. Yo no me ilusiono por mí sino por el equipo. Sería extraordinario que sucediera."

-"Sería imposible que repitiera aquella expresión de ´¡Newell´s carajo!´ pero gritando por el Athletic. La gente se da cuenta cuando uno falsea."

Día feliz



El Athletic de Bielsa le ganó 4 a 3 la serie al Sporting Lisboa y se metió en la final de la Europa League. Histórico lo del Loco, que forjó un equipo a su medida: ambicioso, vertical, ofensivo y con muchísima posesión. 

Les dejo algunas de Bielsa en la conferencia post-clasificación:


-"Yo no he llevado al Athletic a la final. Solo lo acompañé."

-"La perspectiva de una final siempre presupone ubicar la obtención del partido definitorio en un sitial que está por encima de la sensaciones de alegría y felicidad que en este momento todos tenemos."

-"Siempre participar en este tipo de encuentros, que conmueve tanto a los aficionados, en este caso del Atlhetic, crea una gran responsabiliad. Hay, proporcionalmente, un deseo de provocar felicidad pero temor a decepcionar. Así que es una sensación de alivio ya que el público encontró lo que deseaba y que lo expresó antes y después con mucha efusividad."

-"Es un día muy feliz. Ha habido algunos otros, pero este es muy feliz."



-Cuando le preguntaron si se veía festejando en la final, dijo: "Nunca imagino situaciones a las que uno no accede, porque es una forma de ahuyentarlas."

-Sobre el enorme partido de Fernando Llorente: "Desde mi óptica , ha jugado como nunca lo había visto antes."


Replegadas y acechando



Cuando dirigía a Chile, como cuando lo hizo en Argentina, los periodistas y fotógrafos intentaban captar cualquier actividad o movimiento de Marcelo Bielsa: fuera dentro del campo o fuera de él. Una vez, lo retrataron andando en bicicleta y en otra oportunidad reprodujeron en un diario una broma que él le había hecho al jugador Alexis Sánchez en la intimidad de un entrenamiento. 
En una conferencia posterior a estos dos episodios, el Loco les comentó a los periodistas lo siguiente:

-"De sólo haber sabido que cualquier periodista podía estar valorando algo que yo manifesté de manera privada, me hubiera restado espontaneidad. Para un conductor de grupo es indispensable poder manejarse espontáneamente. En la medida en que los periodistas intermedian entre nosotros y el público, para nosotros es inconveniente que expresemos nuestros sentimientos, nuestra intimidad o la de Sánchez, a la cual me referí, ignorando lo que decía, como una broma. Lo mismo con lo de la bicicleta: que haya sido retratado cuando ando en bicicleta marca simplemente que se accede a una parte de mí que tengo derecho a conservar".

Y siguió:

-"Esto mío es irrelevante, pero sirve también para que uno diga, pucha, ¿a mí me gustaría hacerle una broma a Sánchez sobre un aspecto de su vida personal, sabiendo que eso va a ser publicado? No."



-"Los entrenamientos deben ser privados. Un solo ejemplo: en todo entrenamiento siempre hay fricciones y cuando esas fricciones se difunden públicamente, las consecuencias se multiplican y eso trae problemas internos. Pero las fricciones en una cancha son lo más normal del mundo. El jugador está en deuda de oxígeno y eso altera la paciencia y la tolerancia. Y los entrenadores tenemos que exigirle al jugador en deuda de oxígeno. Siempre hay fricciones. Es más, uno la provoca. Las consecuencias de una pelea verbal entre el entrenador y el jugador son mínimas si no trascienden y máximas si trascienden. No es lo mismo un episodio observado por 10 personas que por un millón. Es muy difìcil que yo tenga una diferencia con un jugador, pero sí sé que es necesario acicatear a un futbolista cuando más incómodo está. Entonces eso uno necesita hacerlo en privado para que las reacciones no tomen estado público y no se magnifiquen"."


Van a sonar aplausos para todos hoy



Con una tremenda vocación ofensiva, el Athletic de Bielsa derrotó 4 a 2 al Schalke 04 en Alemania en la ida de los cuartos de final de la Europa League. 

Fue el partido más difícil que le ha tocado jugar al equipo bilbaíno en lo que va de la competición y, pese a ir perdiendo 2 a 1, jamás renunció a atacar y a buscar la victoria por todos los medios que le fueran posibles. 


Aquí, algunas de las frases de Bielsa en la conferencia luego del triunfo.


-"El partido fue de un trámite parejo, que no queríamos que se desequilibrara a favor del Schalke. De algún modo lo logramos, aunque defensivamente tuvimos que resolver muchas situaciones y acabamos solventándolo en la segunda parte."


-"El Schalke tiene un poder ofensivo difícil de neutralizar. A lo largo del partido nos costó evitar que ellos tuvieran la cantidad de situaciones de gol que crearon. Esa fue nuestra dificultad."


-"En el segundo tiempo, los ataques comenzaron a acabar en situaciones de gol o en goles y casi goles. El cambio tiene que ver con la necesidad. La primera hora de juego nos costó mucho equilibrarlo. Sus llegadas eran superiores a las nuestras y ellos culminaban en acciones peligrosas y nosotros hasta esa hora de juego no lo hicimos. Ellos empezaron restando poder ofensivo en la alineación. Buscaron más equilibrio defensivo. Es un equipo temible cuando ataca."


-"Aún no estamos clasificados. Sería imprudente dar por concluida la eliminatoria."

Cómo no sentirme así



Desde 1977 que el Athletic de Bilbao no conseguía acceder a cuartos de final de una competición europea. Esta tarde, de la mano de Marcelo Bielsa, el equipo vasco le ganó 5 a 3 en el global al Manchester United y se clasificó para la siguiente ronda. 
Aquí, algunas de las reflexiones más sobresalientes del Loco después del partido.


-"Nunca una victoria, cuando hay que calificarla y el rival es el Manchester, se puede ignorar."

-"El espectáculo en el campo entre los dos rivales que compitieron y el público es algo que merece ser visto y disfrutado."

-"No se si esto es histórico. Es difícil comparar. En lo práctico, por supuesto que si pasa algo que no pasó antes es un hecho singular, pero no sabría comparar aquella última clasificación del Athletic a cuartos de final con esta. No sabría establecer las diferencias y valorarlas."

-Cuando le preguntaron si esto era motivación suficiente para pensar en su continuidad en el club: “Siempre las preguntas que me posicionan no de una manera equilibrada entre la institución y yo me incomodan.”

-“Todos estamos muy contentos y la alegría de los jugadores me parece que es justificada porque se origina en una actuación que es decididamente valiosa.”

Olor a leyenda va a tener



Tres frases del Loco. De ayer, de hoy. De siempre. 

-"La alta competencia es para un núcleo selecto, no para los que sólo tengan ganas de participar de ella. En las prácticas le lanzamos 220 centros a un jugador; si se abstiene de picar a una de las 220, lo corrijo. Una oportunidad es el gol y en ese gol nos quitó el triunfo y la gloria, que para mí es mucho más movilizadora que el dinero."


-"¿Usted sabe que yo me ´muero´ después de cada derrota? La semana siguiente es un infierno. No puedo jugar con mi hija, no puedo ir a comer con mis amigos. Es como si no mereciera esas alegrías cotidianas. Me siento inhabilitado para la felicidad por siete días."



-"No hay método más preciso para educar que los medios de comunicación y me rebelo contra los mensajes que a través de ellos se envían."






Recuerdos que mienten un poco



Un periodista le preguntó, no hace mucho, a Nelson Vivas si mantenía contacto con Bielsa (el Loco lo dirigió en la Selección Argentina). Y Vivas contestó:

"Sí, cada tanto me llama. Cuando fuimos campeones con Estudiantes (N. del E.: Vivas fue ayudante de campo de Simeone en ese campeonato), a los tres meses estaba manejando por la autopista y me suena el teléfono. Era Marcelo. Nos felicitó por el título, me hizo comentarios del funcionamiento del equipo y de golpe me pregunta a dónde iba. ´A La Plata, al Guly (Andrés Guglielminpietro) le faltaba uno para completar un fútbol cinco y me invitó´. Y Marcelo me dijo: ´Mire, Nelson, lo poco que sabré yo de fútbol. Pero usted, para mí, era fundamental y ahora está yendo a un picado porque falta uno´".


...Y sus jugadas que siguen saliendo bien


Comparto con ustedes algunas reflexiones del Loco transcriptas de las conferencias de prensa, en las que se refiere a la final de la Copa del Rey que enfrentará al Athletic nuevamente contra el Barcelona. Bielsa habla sobre lo que fue la semi ante el Mirandés, sobre la sede y la fecha del partido y, también, sobre el equipo de Pep. 



-Periodista: "¿Le importa que la final se juegue en el Camp Nou y que aún no se sepa la fecha?"

-Bielsa: "Cuando hay procedimientos y recursos que vuelven innecesaria la intervención mía, me someto a esos recursos y a esos procedimientos habituales. Hay una entidad que designa y determina. No tiene sentido ningún tipo de expresión mía porque lo que decidan me parecerá bien y nos ajustaremos a eso. No tengo predilecciones. Es una decisión que se independiza de la intervención del interesado. 
Y no saber la fecha de la final no es algo que me preocupa. Con que lo sepamos siete o cinco días antes a mí me alcanza. Que falten tres meses y que no se sepa ni el día ni la sede me parece normal. Tres meses ofrecen mucha flexibilidad como para encontrar el momento oportuno para satisfacer la necesidad de tiempo de todos aquellos que estén vinculados con un espectáculo tan lindo."

-Periodista: "¿Qué siente por jugar la final contra el Barcelona?"

-Bielsa: "Es un sueño." 

–Periodista: "¿Por qué un sueño?" 

–Bielsa: "Uno trata de expresarse de ese modo para describir una situación agradable."


Cuando le preguntaron sobre la posibilidad de renovar su contrato:

-"Las negociaciones no se relatan. No se informan ni se segmentan las presunciones ni los vaivenes. Se informan una vez que se concretan."



Otras reflexiones al respecto:

-"Cada partido presupone el desafío de jugar mejor que el anterior."



-"No es momento de hacer recuento o evaluaciones. Lo verdaderamente significativo aún no sucedió, que es competir por el título de la Copa del Rey."



-"Es una sensación muy linda cuando el fútbol provoca emoción en la gente, sobre todo de modo colectivo y en forma cristalina y sana. Es una de las mejores cosas que ofrece el fútbol."